Un tercio de los casos de demencia se pueden prevenir

prevenir demencia

 

En las enfermedades neurodegenerativas tenemos muchos frentes abiertos. Sabemos que estas enfermedades se inician de forma silente décadas antes de producir unos síntomas inequívocos de pérdidas en las capacidades del sujeto. Es decir, que durante años se está produciendo una neurodegeneración que es silente, probablemente porque nuestras reservas cognitivas nos permiten seguir desarrollando nuestras tareas con normalidad.

Nutrición en los pacientes con demencia avanzada

nutrición en personas con demencia

 

Alimentación en personas con demencia

En la demencia grave el paciente suele presentar dificultad de masticación, disfagia, anorexia, rechazo de la alimentación o depresión, que dificultan una correcta nutrición e hidratación, especialmente dentro del hábito familiar. En estados avanzados de la enfermedad los pacientes son totalmente dependientes para la alimentación y presentan un elevado riesgo de atragantamiento y desnutrición.

Diferencias entre Alzheimer, demencia senil y Parkinson

Diferencias entre demencia senil, enfermedad de Parkinson y enfermedad de Alzheimer

Demencia senil

¿Qué es la demencia senil ? Aun cuando ha sido un término ampliamente utilizado a lo largo del siglo XX, y todavía hoy en día, lo primero que hay que dejar claro es que no existe la demencia senil. La vejez, per se, no causa demencia, ni todas las personas que alcancen una edad avanzada tienen por qué desarrollar demencia de forma ineludible, que es lo que indicaría el término demencia senil. Los ejemplos de personas de edad avanzada en plenas facultades psíquicas están en la mente y en la vida de todos nosotros.