Mi madre está, según su doctora, en la primera fase de la última fase y hace tres meses se rompió la cadera. Nos ha sorprendido su recuperación pero no ha recuperado el control de esfínteres, la agilidad, etc. Cada vez le cuesta más andar y se tropieza, se deja caer, hay que empujarla con cuidado y mi pregunta es si debemos hacer que ande o desistir. Yo creo que sí, pero por otro lado me da miedo que se pueda caer.

Las fracturas de cadera normalmente implican pérdidas de otras capacidades y un deterioro mayor en la persona enferma. Las dificultades para andar están asociadas al avance de la enfermedad y a un cierto temor que muestran producto de la caída y que les hace caminar más inseguros. Nuestra sugerencia es que, mientras ella no se…