Mi madre tiene arterioesclerosis y demencia senil, tiene 88 años y lo que más me cuesta manejar con ella son los episodios de tristeza continuados, sin siquiera poder expresar la razón. Quisiera conocer ejercicios o juegos que le sean atractivos para distraerla de esa tristeza; he intentado con juegos de memoria, lego, puzzles, baraja, incluso masa de moldear, pero ella se molesta porque son juegos de niños.

Estás aquí: