¿Una App para el deterioro cognitivo y la enfermedad de Alzheimer leve?

Mantener el mayor tiempo posible las funciones cognitivas (lenguaje, memoria, atención…) mejora la calidad de vida de las personas mayores, tanto en el envejecimiento cerebral normal como en el deterioro cognitivo o en la demencia. En el caso de la enfermedad de Alzheimer (EA), la utilización de terapias no farmacológicas, como la estimulación cognitiva, se ha mostrado eficaz en las fases leve o moderada de la enfermedad para mantener o mejorar las funciones cognitivas de los pacientes, siempre y cuando se ajusten a las capacidades de los mismos y a su tolerancia emocional.

Cómo afecta el estrés al cuidador. La sobrecarga del cuidador (I)

Cuidar a una persona dependiente es una “actividad de riesgo” por varios motivos. Se ha utilizado la denominación de Carga del Cuidador o Sobrecarga del Cuidador para referirnos a las tareas que la persona cuidadora debe afrontar y las repercusiones que esto tiene para ella. Hay investigaciones que constatan que los cuidadores está más expuestos a sufrir accidentes o padecer enfermedades que el resto de la población de su edad.

El cuidador como agente proactivo en la atención integral a las demencias

 

Cuando hablamos de cuidado, automáticamente solemos referirnos al cuidado como protección, como atención a las necesidades básicas de alimentación, higiene, cuidados de la salud, actividades instrumentales de la vida diaria como mantenimiento del hogar, administración del dinero… Sin embargo, existe una faceta del cuidado que va más allá del cuidado asistencial y que hace referencia al cuidado integral.

Diferencias entre Alzheimer, demencia senil y Parkinson

Diferencias entre demencia senil, enfermedad de Parkinson y enfermedad de Alzheimer

Demencia senil

Aun cuando ha sido un término ampliamente utilizado a lo largo del siglo XX, y todavía hoy en día, lo primero que hay que dejar claro es que no existe la demencia senil. La vejez, per se, no es causa demencia, ni todas las personas que alcancen una edad avanzada tienen por qué desarrollar demencia de forma ineludible, que es lo que indicaría el término demencia senil. Los ejemplos de personas de edad avanzada en plenas facultades psíquicas están en la mente y en la vida de todos nosotros. 

Exploraciones preventivas en la enfermedad de Alzheimer

prevencion_enfermedad_alzheimer

A menudo, los pacientes nos preguntan: “¿qué puedo hacer doctora, a nivel de pruebas diagnósticas, para “poder prevenir” la aparición de la enfermedad de Alzheimer?”

 

Es una pregunta trampa. Ya hemos hablado en otros posts de este blog sobre la prevención de la enfermedad de Alzheimer y la conclusión muy breve sería que, desde un punto de vista farmacológico, no existen medicamentos que lo hagan, y desde un punto de vista no farmacológico, las estrategias como la dieta mediterránea, el ejercicio físico o la estimulación cognitiva son aconsejables pero no 100% preventivas de la aparición de la enfermedad. Por tanto, englobar en la misma frase “pruebas” y “preventivas”, es poco acertado. Por el contrario, “¿qué pruebas puedo realizarme para saber si soy susceptible de desarrollar la enfermedad y, por consiguiente, implementar todas las estrategias de que disponemos, a pesar de que no sean infalibles?” sí sería la pregunta oportuna.

¿Qué pasos hay que seguir una vez obtenido el diagnóstico de Alzheimer?

diagnostico_alzheimer

Una vez diagnosticado Alzheimer, ¿A dónde se puede acudir para recibir información y ayuda?

Tras los resultados de las pruebas y diagnóstico, el médico plantea los pasos a seguir en cuanto al tratamiento y atenciones más adecuadas ( Tabla 5-1 ). Es fundamental conocer el estado presente de la persona, es decir, diagnóstico aproximado, grado de afectación y pronóstico y que éste vaya acompañado por un informe clínico.