Nutrición en los pacientes con demencia avanzada

nutrición en personas con demencia

 

Alimentación en personas con demencia

En la demencia grave el paciente suele presentar dificultad de masticación, disfagia, anorexia, rechazo de la alimentación o depresión, que dificultan una correcta nutrición e hidratación, especialmente dentro del hábito familiar. En estados avanzados de la enfermedad los pacientes son totalmente dependientes para la alimentación y presentan un elevado riesgo de atragantamiento y desnutrición.

10 claves para planificar una dieta correcta en los estados de demencia

Aunque muchas personas llegan a la vejez sin presentar un deterioro mental, sí que es importante concienciar a la población sobre esta condición, así como ayudar a las familias que tienen a su cargo una persona con estas características, poniendo especial énfasis en la alimentación. La demencia afecta al estado nutricional de las personas que la sufren, debido tanto a la pérdida de peso como a los problemas de malnutrición.

Alimentos para el cerebro: Ácidos grasos poliinsaturados y el colesterol

KA_Alimentatucerebro_acidosgrasos

Los ácidos grasos y el colesterol son componentes estructurales de los fosfolípidos que forman las membranas de las neuronas y por lo tanto son esenciales para el buen funcionamiento neuronal.

Podemos encontrar este tipo de ácidos en pescados como el salmón o el atún, en marisco y en frutos consejos. Con estos ingredientes os sugerimos hoy una rica receta: Zarzuela de pescado y marisco con salsa de frutos secos.