Resistencia y resiliencia a la enfermedad de Alzheimer

Hay 2 conceptos que se dan en las enfermedades neurodegenerativas: resistencia y resiliencia. Por resistencia se entiende la ausencia de enfermedad en el cerebro. Por resiliencia se entiende la capacidad que tenemos de amoldarnos a la presencia de enfermedad sin que presentemos un deterioro cognitivo. Este último concepto tiene que ver con la reserva cognitiva y con las observaciones de la poca correlación que existe entre la carga lesional presente en un cerebro determinado y el grado de deterioro cognitivo (hay personas que tienen alteraciones patológicas cerebrales y, sin embargo, apenas tienen deterioro).

aseo diario en enfermos de alzheimer

¿Qué productos podemos utilizar en el cuidado diario de enfermos de Alzheimer?

Si ya en otro post se ha hablado sobre la higiene y aseo personal del enfermo de Alzheimer, aquí se tratarán los productos que pueden ser utilizados en los cuidados diarios.

Lo primero de todo es tener en cuenta que los ancianos, en general, tienen un porcentaje mucho menor de agua corporal, lo que se aplica también a la piel y a las mucosas. Por ello, los productos que se vayan a utilizar deben estar enfocados a hidratar, evitando aquellos que resequen o dañen la piel.

Adaptar el hogar de persona con alzheimer

La promoción de la seguridad y la autonomía en casa cuando hay una persona con Alzheimer

Es bien conocido que el 80% de las personas con Alzheimer conviven y son cuidados por sus familiares y/o cuidadores en su hogar. Las estadísticas apuntan que solo dos de cada diez hogares cumplen con unos requisitos de accesibilidad, movilidad y seguridad que cubran las necesidades reales de la persona1. Además, en cuanto a la prevalencia de caídas en personas mayores, está demostrado que se incrementa cuando éstas presentan deterioro cognitivo, aumentando el riesgo de accidentes y fracturas.

Exploraciones diagnósticas ante la sospecha de demencia en una persona sana

KA_post_demencia_persona_sana

Actualmente la demencia es un grave problema de salud pública, por su aumento progresivo y porque es el proceso que provoca más años de vida perdidos por discapacidad social. A pesar de su elevada prevalencia, es una entidad infradiagnosticada, no detectada en más del 50% de los ancianos.

Diferencias entre síndrome confusional y deterioro cognitivo

Diferencias entre síndrome confusional y deterioro cognitivo

Con mucha frecuencia escuchamos casos, fundamentalmente de personas mayores, que sufren un accidente o una fractura y deben ser intervenidos quirúrgicamente y por tanto ingresar en el hospital, y durante el ingreso, generalmente después de una anestesia, sufren una desorientación importante, no saben donde están, preguntan por familiares ya fallecidos, padecen delirios o alucinaciones o presentan una conducta alterada en cuento a comidas, vestido, aseo, etc. Y en estas circunstancias es frecuente que alguien diga: “se ha demenciado”.