La Gran Ola

Cuando el olvido no sólo se llevó la mitad. La gran ola azotó con fuerza la orilla y se lo llevó todo a su paso. En su recorrido de vuelta al mar borró todos los recuerdos, como desaparece el mensaje de amor que escribieron, en la arena, al amanecer los enamorados. Inicie mi camino turbada, perdida, hasta que la luz del sol se reflejó en ese mar de nácar blanco formado por mil y trocito de lo que en otro tiempo fueron criaturas del mar y todo brilló de nuevo.