5 App’s para el enfermo de Alzheimer (I)

KA_blog_apps_alzheimer

Aplicaciones móviles gratuitas destinadas a proporcionar a los enfermos de Alzheimer recursos tecnológicos para mejorar su calidad de vida. Su utilización permite que el enfermo se maneje con más facilidad en las actividades cotidianas. Comenzamos esta serie de artículos con las novedades en el sector de las aplicaciones móviles para mejorar la calidad de vida del enfermo de Alzheimer y de la de sus cuidadoras y cuidadores.

Diferencias entre síndrome confusional y deterioro cognitivo

Diferencias entre síndrome confusional y deterioro cognitivo

Con mucha frecuencia escuchamos casos, fundamentalmente de personas mayores, que sufren un accidente o una fractura y deben ser intervenidos quirúrgicamente y por tanto ingresar en el hospital, y durante el ingreso, generalmente después de una anestesia, sufren una desorientación importante, no saben donde están, preguntan por familiares ya fallecidos, padecen delirios o alucinaciones o presentan una conducta alterada en cuento a comidas, vestido, aseo, etc. Y en estas circunstancias es frecuente que alguien diga: “se ha demenciado”.

Diferencias entre Alzheimer, demencia senil y Parkinson

Diferencias entre demencia senil, enfermedad de Parkinson y enfermedad de Alzheimer

Demencia senil

¿Qué es la demencia senil ? Aun cuando ha sido un término ampliamente utilizado a lo largo del siglo XX, y todavía hoy en día, lo primero que hay que dejar claro es que no existe la demencia senil. La vejez, per se, no causa demencia, ni todas las personas que alcancen una edad avanzada tienen por qué desarrollar demencia de forma ineludible, que es lo que indicaría el término demencia senil. Los ejemplos de personas de edad avanzada en plenas facultades psíquicas están en la mente y en la vida de todos nosotros. 

Alzheimer: fisioterapia y ejercicio físico

fisioterapia en el alzheimer

Hoy queremos hablar de los beneficios de la fisioterapia en el tratamiento de la demencia.

 

Fisioterapia en el alzheimer

Desde el punto de vista terapéutico, la fisioterapia tiene un papel importante a lo largo del proceso de la enfermedad. Si bien es cierto que las demencias no son propiamente una patología del aparato locomotor, la clínica puede ser muy diversa y los síntomas muy variables.

En fases iniciales de la enfermedad, en ocasiones, ya se inician trastornos posturales y en el patrón de la marcha, siendo mayor la necesidad de un abordaje y adaptación del tratamiento en fases moderadas y avanzadas, en las que hay ya presencia de:

  • alteración de la marcha con pérdida gradual de la capacidad de mantener el equilibrio,
  • dificultades de coordinación,
  • aumento de sedentarismo
  • complicaciones propias de la inmovilidad,
  • mayor dependencia en las actividades de la vida diaria.

En estadios severos de la enfermedad se agudizan los signos neurológicos y se observa mayor rigidez, espasticidad e hiperreflexia. Las caídas y fracturas son frecuentes debido al trastorno de la marcha. Se acentúan los trastornos posturales y de la marcha, aumenta el nivel de dependencia en transferencias, se incrementa la rigidez articular, aparecen deformidades y hay tendencia a la postura en flexión.