“¿Por qué no haces unas sopas de letras?” Estimulación cognitiva en casa: no todo vale

estimulacion-cognitiva

Proponer una actividad de estimulación cognitiva no es comprar un libro de pasatiempos y dárselo a la persona con demencia para que los vaya haciendo. Tampoco es pretender que por ella misma vuelva a retomar aficiones pasadas (intentar que acabe aquella colcha que tenía a medias) o que empiece otras nuevas (que salga con vecinos a pasear, que vaya al centro cívico del barrio a ver qué actividades hacen…). Es un poco más complejo que todo eso.